"EL RESUCITADO"

 

No es costumbre reciente en nuestro pueblo la procesión Pascual del Resucitado, pues ya se verificó por primera vez en 1926 con otra imagen del Sagrado Corazón, la que hoy se venera en el Sagrario de la iglesia Mayor. No es costumbre reciente, pues incluso estuvo a punto de crearse una Hermandad del Resucitado allá por la década de 1970. Aquella iniciativa no cuajó y por ello la actual procesión tiene su origen en 1994, cuando la entonces Junta Local de Hermandades y Cofradías decidió recuperarla, aunque de manera informal. Desde entonces ha madurado y, organizada por el Consejo Local, sin penitencia, pero arropada por los cofrades tarifeños, la procesión de Gloria del Domingo de Resurrección deslumbra por su brillantez y pone de manifiesto, hoy más que nunca, que en Tarifa la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo no es sino ejemplo vivo de su Resurrección, del Triunfo de la Vida sobre la Muerte.

Con todo, Tarifa sigue huérfana de una verdadera imagen de Cristo en el pasaje de su Gloriosa Resurrección, pues pese a que en 2007 se recibió el boceto de la que habría de ser la nueva imagen del Resucitado tarifeño, solicitado un año antes por el Consejo Local que presidiera Francisco Ojeda al escultor sevillano Francisco Aguado Hernández, su hechura sigue pendiente. La falta de medios económicos para abordar el proyecto lo aparcó momentáneamente, privándonos por ahora de una imagen que sin duda hubiera estado a la altura del templo mayor de San Mateo.