Asociación Parroquial Virgen de la Soledad de Santa María

 

Fundación: 2007, si bien surge como heredera de la cofradía de la Soledad, con fecha de fundación anterior a 1687 y del Rosario Público de Santa María, fundado por fray Pablo de Cádiz en 1693.

Sede canónica: Iglesia mayor parroquial de San Mateo Apóstol.

Imágenes titulares e iconografía: Ntra. Sra. de la Soledad.

Representa a la Virgen María en su soledad, al pie de la Cruz, de la que todavía pende el sudario que sirvió para el descendimiento de Cristo y las dos escaleras.

Autor de la imagen: La Virgen de la Soledad es de escultor anónimo, en origen se trataba de una imagen de bulto y talla completa, de medio cuerpo o arrodillada, que fue desbastada y adaptada a imagen de candelero para vestir, posiblemente ya en el siglo XVIII. Su filiación es clara a la escuela granadina de escultura del XVII, cercana al taller de Bernardo de Mora, destacando por su extremado recogimiento y el dolor contenido de su rostro. Fue restaurada en 2009 por Pedro Manzano Beltrán.

Presidente: Jaime Belén Maeso.

Casa de Hermandad: No tiene.

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.   Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.


Número de pasos: 1

Hábito de los nazarenos: No lleva.

Itinerario: Plaza de San Mateo, Privilegios, Plaza Hermanos Costaleros, Guzmán el Bueno, Plaza de Pedro Alfonso (Puerta del Mar), Sancho IV el Bravo y a su templo.

Horario de Salida: 21:00 horas Recogida: 22:30 horas

Número de hermanos: 100

Capataz: Eduardo Valencia Ortiz

Número de penitentes/nazarenos: Por determinar.

Número de costaleros: 24.

Modo de carga: gaditano (largueros o varales longitudinales forrados con almohadillas). La junta ha manifestado su deseo de procesionar "a paso horquilla".

Acompañamiento musical:

Paso del misterio: Stabat Mater (Cádiz)

Adorno floral: Por determinar

 


 

 

 

Reseña histórica:

Según consta en el testamento del presbítero Don Pedro Doncel Moriano, otorgado en el mes de noviembre de 1642, por aquel entonces ya existía en Tarifa la devoción a la Virgen de la Soledad en la antigua iglesia de Santa Maria, si bien cabe sospechar que la misma debe ser todavía anterior.

Las menciones a Ntra. Sra. de la Soledad y/o a la Virgen de la Soledad son constantes en la documentación testamentaria del siglo XVII. Sin embargo, hasta ahora las diversas referencias encontradas no refieren la existencia de una cofradía de la Soledad en fecha tan temprana. De hecho, no se ha podido aún confirmar la existencia como tal cofradía hasta que en agosto de 1687 Don Fernando Lobatón y Morales dejó en su testamento cincuenta reales a la cofradía "de Ntra. Sra. de la Soledad".

Documentada ya la existencia de la cofradía de la Soledad en 1687, seis años más tarde fray Pablo de Cádiz refería la fundación en Tarifa de hasta dos Rosarios Públicos. Uno de esos dos Rosarios fue fundado en la iglesia de Santa María y fue el conocido como Hermandad del Santo Rosario de Santa María, Hermandad del Rosario de Ntra. Sra. del Rosario de Ntra. Sra. de la Soledad y más correctamente como "Compañía Espiritual del Santo Rosario de Santa María o Compañía Espiritual del Santo Rosario de Ntra. Sra. de la Soledad". Este Rosario fundado en la iglesia de Santa María lo fue probablemente en el seno de la misma cofradía de penitencia que ya existía en el templo, pues mientras en Tarifa se hizo referencia a la hermandad del Rosario de la Soledad no se ha localizado ninguna noticia que se refiera a la cofradía de la Soledad.

Aunque no se tienen noticias de sus salidas procesionales, sí se ha podido documentar que la hermandad pervive con actividad más o menos regular hasta bien entrado el siglo XIX, al menos por cuanto se refiere al cumplimiento de sus obligaciones para con sus hermanos fallecidos.

La última referencia a la cofradía de la Soledad como hermandad del Rosario se produce en 1827. A partir de ese año, aparece mencionada en los libros parroquiales sólo como "cofradía de la Soledad" y como tal continuó ejerciendo sus obligaciones comunitarias y costeando el entierro de sus cofrades.

Un proceso de desamortización local iniciada en 1834, que supuso el abandono y la pérdida de algunas de las cofradías tarifeñas, provocó la desaparición de la cofradía de la Soledad, cuya última referencia documental se encuentra fechada en 1835.

Reorganizada en 1863 la hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno en la vecina iglesia de Santiago, en abril del año siguiente su junta acordó incorporar a la cofradía el Santo Entierro y Nuestra Señora de la Soledad, que por aquel entonces se hallaban ya privadas del debido culto tras la desaparición de sus respectivas cofradías.

Aprobados los nuevos estatutos por el prelado diocesano, desde entonces la hermandad nazarena se organizó bajo el título oficial de "Venerable Cofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno, el Santo Entierro y Nuestra Señora de la Soledad, establecida en la Iglesia de Santiago de la ciudad de Tarifa", estando obligada por sus reglas a hacer un solemne Septenario de Dolores a María Santísima de la Soledad.

Con todo, a raíz de la llegada a Tarifa de una nueva Virgen Dolorosa en 1907, ésta sería elegida por la archicofradía para que protagonizara también la procesión del Viernes Santo como Ntra. Sra. de la Soledad, cambiando a partir de entonces la advocación de la primitiva imagen de Santa María a la de Virgen de las Lágrimas, con la que no obstante continuó procesionando en Semana Santa. La archicofradía del Nazareno se mantuvo al frente de la procesión de la Soledad, con algún paréntesis, hasta el año 1942. A partir de esa fecha, la primitiva imagen de la Virgen de la Soledad fue también retirada del culto, primero en la capilla de la Inmaculada hasta la década de 1970 y después en las dependencias de la iglesia de San Mateo. En cuanto a la otra imagen, la de la Dolorosa con la que últimamente se realizaba la procesión de la Soledad, la archicofradía perdió su propiedad cuando se adjudicó por el Obispado y pasó a ser la cotitular de la nueva hermandad del Santísimo Cristo de la Salud y Ntra. Sra. de los Dolores, que se fundó en Tarifa en el año 1944.

Como consecuencia, desde 1948 a 1950 fue la nueva hermandad de la Salud la encargada de continuar con la devoción a la Soledad desfilando a su cotitular mariana tras finalizar la procesión del Santo Entierro. De nuevo lo haría en los años de 1957 a 1959, aunque esta vez en Sábado Santo. Habría que esperar hasta el año 1976 para que, a iniciativa ahora de la cofradía del Santo Entierro, se verificara nuevamente la procesión de la Soledad. En esta ocasión se eligió a la imagen cotitular de la cofradía del Viernes Santo, Ntra. Sra. de la Esperanza, que fue procesionada como la Soledad también en Sábado Santo, luciendo para la ocasión el manto negro de la Virgen de los Dolores. La Virgen de la Esperanza volvería a protagonizar la procesión de la Soledad, aunque por última vez, en la noche del Sábado Santo del año siguiente.

De nuevo hubo que esperar hasta el año 2007 para que un grupo de feligreses de la parroquia de San Mateo, conocedores del valor histórico de la antigua imagen de la Soledad, decidieran asociarse con un fin primordial, restaurar la talla y volver a poner al culto a la vista de todos como forma de garantizar su conservación en el futuro.

Constituidos en asociación parroquial, en marzo de 2008 la imagen de la Virgen fue llevada a Sevilla al taller del restaurador conservador Pedro Manzano Beltrán, iniciándose un proceso de restauración que culminaría el Viernes de Dolores del año 2009. Su puesta al culto tras más de 60 años postrada en el olvido tuvo lugar el día 3 de abril de dicho año en un altar propio situado a los pies de la nave de la Epístola de San Mateo, que también fue costeado por la asociación.

Finalmente, en el mes de abril de 2010 los miembros de la asociación parroquial acordaron, una vez puesta de nuevo al culto la imagen de la Santísima Virgen tras su restauración y en virtud del impulso que ha tomado la devoción entre los tarifeños, solicitar ante el Obispado la autorización para poder reorganizar la antigua cofradía de penitencia de la Virgen de la Soledad y constituirse en heredera de la antigua asociación establecida en la iglesia de Santa María eligiendo para ello el título debidamente justificado de "Muy Antigua, Venerable y Piadosa Cofradía de Penitencia de Nuestra Señora de la Soledad y Compañía Espiritual del Santo Rosario de Santa María". Actualmente la solicitud está pendiente de la aprobación por parte del Obispado.

  

Juan A. Patrón Sandoval

 

Esta información es gratuita y libre. Por favor, si la usas, cita su procedencia. Gracias.

 

Clic aquí para SABER MÁS